Editorial

Mitos y verdades de la diabetes

30-ser-diabetico-03-02-2016-mitos
Escrito por Colaboradores

Existen infinidad de los mitos y realidades que hay sobre la diabetes, la insulina y otros temas. SerDiabético los desglosa, uno por uno.

Ante un diagnóstico de diabetes generalmente explota una bomba en la cabeza del paciente y también en el grupo familiar. Hay preguntas sobre qué tipo de diabetes se tiene, ya que en general hay varios tipos de diabetes pero las más comunes son tipo 2 (90%) y tipo 1 (10%).

La primera pregunta que es “¿Cuál es más grave?”.

La respuesta es que ambos tipos de diabetes tienen el mismo grado de gravedad. Lo que aumenta la gravedad es la falta de control, por eso es muy necesario consultar con su médico para hacer un control intensivo de la diabetes del tipo que sea.

¡Aquí comienzan los mitos! Uno de los primeros es quien dice que su diabetes es buena porque la glucemia que se hizo por laboratorio hace 2 meses le dio 120 mg. de glucosa en sangre.

La realidad es que el valor de la glucemia cambia cada 10 segundos aproximadamente, tanto en una persona normal como diabética y ese valor al que hace mención no dice nada más que eso: 120 mg de glucosa en sangre en ese día y a esa hora.

Es por esta razón que hay que hablar con su médico tantas veces como sean necesarias para acordar un plan no menor de los cuatro controles diarios y múltiples inyecciones de insulina.

Otro mito: el diabético tipo 2 cree tener una diabetes buena o menos peligrosa porque no usa insulina. La realidad es que ambas diabetes tienen el mismo riesgo pero con la ventaja que cuanto antes se insuliniza un diabético tipo 2 menos riesgos tiene de tener complicaciones. Un diabético tipo 2 que utiliza pastillas e insulina se lo llama “insulino requiriente”.

También es común en charlas con diabéticos tipo 2 escuchar que la insulina puede causar ceguera y que sólo se usa insulina cuando el cuadro es más grave.

Esto es totalmente falso. La insulina no causa ceguera, lo que produce ceguera es la demora la utilización de insulina entre otras cosas referidas a los controles.

La relación de la insulina con un cuadro más complicado es otro mito en el cual tiene mucha responsabilidad el mismo médico ya que generalmente “juega” con argumentos como “si no te controlas para la próxima visita te paso a la insulina”. Esto hace que el paciente aumente su miedo a la insulina y la sufra como una amenaza.

“Yo no me cuido y ando fantástico”.

Es otro mito que un diabético tipo 2 puede comunicar sin darse cuenta. La diabetes es una enfermedad silenciosa y si el paciente deja de controlarse o tomar pastillas, la diabetes sigue trabajando por lo bajo y seguramente esa persona tenga una complicación de la cual ni sabe aún.

Otro gran mito es que existen infinitos remedios caseros para curar la diabetes.

Esto es claro: la diabetes no tiene cura a la fecha.

Quienes quieran tomar estos remedios caseros puede hacerlo siempre y cuando no dejen su tratamiento farmacológico.

Es muy importante recordar “la diabetes no mata, la que mata es la diabetes mal controlada”.

Sobre el autor

Colaboradores

Somos un equipo de profesionales relacionados con el universo de la diabetología. Médicos, nutricionistas, técnicos, expertos y mucho más, aquí escribimos nuestro aporte a SerDiabético.

2 Comentarios

Dejar un comentario