Salud

Consejos para prevenir la resequedad de la piel diabética

shutterstock_413760013
Escrito por Colaboradores

La resequedad de la piel es una de las consecuencias más visibles de la Diabetes, generando desde una molesta picazón, hasta escamas y tirantez en la piel. Con el fin de mantener la piel perfectamente humectada y saludable, compartimos las recomendaciones para hidratarla y prevenir estos inconvenientes.

1- “Evitar que los baños y duchas hagan que la piel seca empeore”, aconseja la Academia Americana de Dermatología desde su portal. Y recomienda limitar el tiempo en la ducha de 5 a 10 minutos, utilizar agua tibia en lugar de agua caliente y lavar con un limpiador suave, sin fragancia. Además, es mejor aplicar suficiente limpiador para eliminar la suciedad y el aceite, pero evitar usar tanto como para que se vea una espuma espesa. Luego de limpiar la piel, “secar con una toalla y aplicar una crema hidratante inmediatamente después”, agrega.

2- “Afeitar o depilar con inteligencia”, recomienda Web MD. “A medida que se afeita el vello no deseado, también se raspan los aceites naturales. El mejor momento para afeitarse es después de la ducha porque los pelos son más suaves y más flexibles en ese momento, haciendo el afeitado menos dañino.

3- Usar protector solar. “El daño solar es una de las principales causas detrás de la piel seca, arrugas y rugosidad”, explica Web MD. Por eso es importante, incluso en los días nublados y fríos, aplicar factor de protección solar de por lo menos 20 en la cara y todo el cuerpo y reaplicar si es necesario.

4- Aplicar bálsamo para los labios, según aconseja la Academia Americana de Dermatología. La piel de la boca es una de las más frágiles, delicadas y sensibles del cuerpo. Por eso, es necesario mantener los labios humectados con manteca de cacao o algún otro producto natural.

5- Proteger la piel con las prendas indicadas. “Nuestras manos son a menudo el primer lugar que notamos la piel seca, por eso es mejor usar guantes”, agregan los expertos. Es imprescindible usarlos al estar en contacto con agua, detergentes y otros productos químicos. El jabón es duro y seco para la piel, por lo que una manera sencilla de ayudar a prevenir la piel seca y escamosa es usar un limpiador suave y hidratante formulado específicamente para la piel seca.

Sobre el autor

Colaboradores

Somos un equipo de profesionales relacionados con el universo de la diabetología. Médicos, nutricionistas, técnicos, expertos y mucho más, aquí escribimos nuestro aporte a SerDiabético.

Dejar un comentario